Comercio mundial de pollo y pavo seguirá creciendo

El informe de Rabobank publicado la semana pasada indica que el veto ruso a la importación de productos de la Unión Europea, Estados Unidos y otros países no alterarán las expectativas favorables para el sector avícola, pero que los canales tradicionales de exportación cambiarán. Brasil reforzará su liderazgo y se espera que aumenten sus exportaciones a Rusia y Sudáfrica, mientras que la UE y Estados Unidos buscarán ingresar a los mercados de África, Asia y Europa Oriental.

Pero no sólo Rusia afectó el comercio mundial de proteínas. Por su parte Sudáfrica impuso altos gravámenes a las importaciones de aves de la UE, incluyendo Holanda, Alemania y el Reino Unido, afectando al 50% de las importaciones avícolas de Sudáfrica.

Como efecto de las restricciones  impuestas por  Rusia y Sudáfrica es que habrá una serie de cambios en los mercados de exportación para más de 500.000 toneladas de pollo y pavo, o sea el 5% del volumen mundial total.

Con respecto a las exportaciones de pollo argentino a Rusia, Rabobank manifiesta que será parcial y que la industria de Argentina se enfocará al mercado interno. Y en relación a los envíos de pollo de estadounidense al mercado ruso, el informe expresa que representa el 8% del total de las exportaciones y que este país podrá vender esa cantidad a otros mercados.

Finalmente, a pesar del veto ruso las expectativas para las exportaciones de pollo de la Unión Europea  son favorables debido a una alta demanda y a una oferta limitada, aunque las restricciones de Rusia y Sudáfrica sin duda son complicadas, dado que Rusia compra el 6% y Sudáfrica compra en 14% de las exportaciones de pollo de la UE.

Fuente: APA

foto_costado_pollo-limpia